Trabajo en las localidades

Trabajo en las localidades

#DelEscritorioAlTerritorio

#DelEscritorioAlTerritorio

La política se hace en la calle, en los territorios, junto a la comunidad

#DelEscritorioAlTerritorio ha sido mi constante desde el 1 de enero de 2020 cuando me posesioné como concejal de Bogotá. A pesar de los retos gigantes que ha supuesto la pandemia para visitar los barrios, lo cierto es que he visitado la mayoría de las localidades y lo seguiré haciendo durante los cuatro años de mi periodo como cabildante.

Mi objetivo principal es siempre escuchar a la ciudadanía para plasmar sus ideas, sugerencias y necesidades en cada proyecto que presento y en cada debate de control político que cito en el Concejo. Es imposible impulsar buenos acuerdos de ciudad manteniéndose en un escritorio como lo hace la política tradicional. Mis visitas a los territorios me ha permitido sumar insumos para el trabajo en la corporación.

La crisis que viven muchas comunidades en los sectores urbana y rural no los vemos en televisión, vamos allí y las constatamos de primera mano porque para eso nos pagan ustedes los ciudadanos. No solo por estar en las sesiones del Concejo, también para ser el puente entre la gente y la administración. Seguimos acompañando a nuestros campesinos, jóvenes, estudiantes, trabajadores, padres de familia, comerciantes y a todos los que podamos ayudar. Por eso en esta página web pueden agendar citas directas conmigo, porque me interesa escucharlos.

Los temas de infraestructura y movilidad son de esos que se deben acompañar allá, en la calle, así lo hemos hecho con ejemplos específicos como la gestión que hicimos en la vía Bogotá – Choachí que presenta altísima accidentalidad, especialmente de ciclistas. Nuestra constante visita a los barrios también nos permitió recolectar los insumos necesarios para presentar proyectos estratégicos como el de pacificación del tráfico a través del urbanismo táctico.

También hemos sido testigos de otros problemas que acosan a la ciudadanía como el déficit de vivienda, especialmente en los sectores más vulnerables de Bogotá como la ruralidad. Todas las visitas nos han dado el punto de partida para llevar información a nuestros debates.

 

Otro de los trabajos fundamentales en los territorios ha sido y seguirá siendo el de supervisión de obras. La política tradicional solo va a las obras cuando los invitan a inaugurarlas, lo cual no es para lo que nos elige la ciudadanía. Los ciudadanos nos eligen para ir a hacer seguimiento y control político a las obras que están atrasadas para pedir celeridad en las mismas y defender los recursos públicos a través de la veeduría juiciosa.

Seguiremos de la mano de la ciudadanía, visitando las 20 localidades, escuchando sus peticiones y sirviendo de puente para solucionar sus necesidades.