Juventud, Proyectos de acuerdo, Ruralidad, Trabajo en el Concejo

MINIMO VITAL DE INTERNET SERÁ UNA REALIDAD

Por iniciativa de los Concejales Julián Rodríguez Sastoque y Oscar Ramírez Vahoz el Concejo de Bogotá, con una amplia mayoría, aprobó el proyecto de acuerdo que tiene como objetivo establecer el mínimo vital de internet en la ciudad de Bogotá de manera gradual y prioritariamente para estratos 1, 2 y 3, población en condición de vulnerabilidad y zonas rurales.

El proyecto, además de priorizar a los estratos más golpeados por la desigualdad y la pobreza, contempla como beneficiarios del mínimo vital la población residencial localizada en zonas rurales de Bogotá D.C, que, si bien, han tenido un importante avance en materia de conectividad, sus indicadores aún no superan el 40 % de acceso a internet y la brecha con la zona urbana aún es muy amplia.

De igual forma, serán beneficiarias las poblaciones residenciales que se encuentren identificadas en vulnerabilidad alta, vulnerabilidad media –alta o en fragilidad social. Que, además, serán los primeros destinatarios de los planes, programas y proyectos que pretendan la implementación del mínimo vital en la ciudad.

En época de pos pandemia y después de haber sufrido los estragos del COVID -19, la iniciativa se hace más que necesaria, pues la ciudad y el país han sido testigos de la necesidad de garantizar el acceso a internet para materializar derechos humanos y fundamentales como la educación, el trabajo y la vida en condiciones de dignidad.

De igual forma, con el propósito de garantizar el acceso a la información, el Distrito deberá garantizar acceso a internet en infraestructuras públicas y entidades del sector central y descentralizado. En el mismo sentido, el internet deberá ser una garantía en instituciones educativas del Distrito.

Bogotá se posiciona como una ciudad pionera en materia de conectividad y mínimo vital de internet. Puesto que el Congreso de la Republica, hasta el momento, no ha dado un paso determinante en esa dirección. Aunque ha aprobado legislación relevante en la materia, por ejemplo, la que reconoce al internet como un servicio público esencial.

Ahora la tarea la tiene la administración distrital, pues sobre ella recae la obligación de reglamentar lo dispuesto en el acuerdo de ciudad e iniciar la ardua labor de implementar y garantizar mínimos de acceso a la ciudadanía en condiciones de gratuidad y universalidad.

 

Related Posts