Últimas noticias

LAS MENTIRAS DE DUQUE A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL SOBRE CASOS DE ABUSO POLICIAL

Es imposible adelantar una Reforma Policial Estructural con un Gobierno y la mayoría de un Congreso que están empeñados en negar el problema de la violencia de uniformados contra ciudadanos, no solo en el contexto de la protesta, sino también en procedimientos cotidianos como multas y requisas. Las arbitrariedades son una constante y el abuso también.

El Presidente Ivan Duque participó este miércoles 2 de junio en el Conversatorio Internacional ‘Protegiendo La Amazonía’, en el cual iniciaron preguntándole por los casos de abuso policial durante el Paro Nacional.

Varias mentiras dijo Duque en su intervención. Por ejemplo, que no hay sistematicidad. Esa respuesta solo busca reforzar el discurso de las “manzanas podridas” que la derecha de este país ha intentado establecer para desconocer un problema de fondo como el abuso policial. Distintas Organizaciones de Derechos Humanos hablan de más de 3.000 casos de abusos y decenas de presuntos asesinatos por parte de miembros de la Fuerza Pública en el último mes.

No puede hablar el presidente de manzanas podridas cuando en la noche del 9 de septiembre, por lo menos 87 uniformados gastaron munición. Esa noche murieron 10 jóvenes. No puede insistir el Presidente en ese discurso cuando está demostrado que oficiales de alto grado estuvieron en los CAI de Verbenal y La Gaitana ese mismo día y, sin embargo, se presentó la masacre. Así lo denuncié yo mismo ante la Fiscalía General para que se determine la responsabilidad de oficiales y suboficiales.

¿Cómo puede mentir descaradamente Duque sobre la velocidad de la justicia investigando estos casos, cuando en la Justicia Penal Militar solo han llegado a juicio 2 casos de los 531 que esa jurisdicción ha conocido sobre abuso de autoridad?

Lo peor es que, siendo fiel a su estilo lleno eufemismos, es incapaz de decir claramente que lo de Javier Ordóñez fue un asesinato. Duque da vueltas para decir que unos policías se vieron involucrados en un “incidente” donde “murió” ese ciudadano.

Con este nivel de descaro y de afán por tapar un problema de fondo, es imposible pensar en una Reforma amplia y suficiente. Por ahora, lo único que propone Duque es cambiar los uniformes. Lo que no parece querer cambiar es la práctica sistemática en la que incurren algunos uniformados ni la muy baja legitimidad que tiene la institución ante la ciudadanía. Un verdadero Presidente, un estadista, buscaría restablecer esa confianza entre ciudadanos e instituciones. Él, haciéndole el juego a la impunidad y siendo incapaz siquiera de reconocer, está ayudando a destruir el Estado Social de Derecho.

 

Estas fueron las declaraciones de Duque:

Related Posts