Control Político, Control Político Juventud, Últimas noticias

CONTROL POLÍTICO: MÁS DE 60.000 NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN TRABAJO INFANTIL EN BOGOTÁ

El Concejal Julián Rodríguez Sastoque realizó un debate de control político en el Concejo de Bogotá sobre trabajo infantil en Bogotá, en el cual reveló cifras alarmantes de esta actividad que según la ONU y la OIT constituye una violación a los derechos humanos que impide el Desarrollo de los niños y las niñas y que puede producir daños físicos y psicológicos para toda la vida.

Rodríguez Sastoque reveló que más de 16.000 niños, niñas y adolescentes en Bogotá están en situación de trabajo infantil o en alto riesgo de estarlo, y más de 60.000 en trabajo infantil ampliado, que incluye prácticas como el encierro parentalizado (encargo a niños y niñas de las labores domésticas y del cuidado) y acompañamiento laboral a los padres. Esta situación de trabajo infantil ampliado se agravó con la pandemia porque creció 26% 2019 y 2020.

Una de las denuncias del Concejal durante el debate fue la falta de coordinación institucional para atender estos casos y para hacer una caracterización rigurosa sobre la problemática en Bogotá.

“Hicimos un llamado vehemente a esa articulación institucional adecuada porque cada entidad nos entregó respuestas diferentes, e incluso la Secretaría de Integración nos dice que no tiene certeza de las cifras, lo cual es preocupante para el debido seguimiento”, aseguró Rodríguez Sastoque.

También expresó con especial preocupación que las poblaciones más vulnerables son los migrantes, las mujeres y las víctimas del conflicto armado, especialmente de desplazamiento. En la actualidad, por ejemplo, uno de cada tres menores atendidos en los Centros Amar es migrante venezolano.

 

Los tipos de trabajo infantil más frecuentes en la ciudad, según su investigación son:

  • El acompañamiento laboral en ventas informales 20%
  • Encierro parentalizado 13%
  • Cuidado de personas 12%
  • Ayudante construcción 10%
  • Reciclaje 5%
  • Servicio Domestico 1%

Y reveló un dato que resulta aún más alarmante: el 8.5% de niños y niñas en trabajo infantil está entre los 5 y los 13 años, es decir, miles de niños privados de vivir una etapa fundamental para su desarrollo y aprendizaje.

Finalmente, Rodríguez Sastoque hizo un balance sobre las distintas jornadas de recorrido por siete centros Amar que son los lugares que prestan atención a los menores en riesgo de trabajo infantil. Allí pudo observar una labor juiciosa y dedicada de los funcionarios pero también encontró algunos aspectos preocupantes:

 

  1. Sedes muy pequeñas que no pueden suplir la alta demanda de servicios y las necesidades de desarrollo de niños y niñas.
  2. Infraestructura no adecuada para personas en situación de discapacidad
  3. Cupos muy limitados: más de 100 niños y niñas vulnerables inscritos que no han podido acceder a los servicios
  4. Garantías laborales para los funcionarios: más del 90% trabaja por prestación de servicios, muchos de ellos a pesar de que llevan más de 7 años.
  5. Déficit en recolección de datos sobre la ruralidad en el trabajo de la unidad móvil.

 

“NO PODEMOS NORMALIZAR EL TRABAJO INFANTIL, ni adoptar la narrativa de que un niño o niña trabajando forja mejor su responsabilidad o disciplina. Por eso adelantamos este debate, para decir: niños y niñas a la escuela, NO al trabajo”, concluyó el Concejal Julián Rodríguez Sastoque.

 

PROPUESTAS:

AL concluir el debate, el citante hizo varias propuestas para enfrentar con urgencia el trabajo infantil y trabajo infantil ampliado:

  • Manzanas del cuidado ampliadas, que vinculen la estructura de los centros Amar con los servicios colindantes de manera permanente, creando comunidades de cuidados estables para fortalecer la red de apoyo para niños, niñas y adolescentes.
  • Sistema único de información sobre trabajo infantil y trabajo infantil ampliado con seguimiento efectivo a todos los casos.
  • Un sistema de reporte, en plazas de mercado o venta informal, para prestar apoyo a los padres en la protección de sus hijos.
  • Una estrategia Móvil de la Secretaría de Integración o lugares transitorios en estaciones de Transmilenio donde niños, niñas y adolescentes puedan quedarse allí mientras sus padres trabajan en el sistema de transporte.
  • Firma de Pacto Contra el Trabajo Infantil entre concejales de distintos partidos del Concejo de Bogotá para trabajar articuladamente desde la corporación.