Control Político Medio Ambiente, Últimas noticias

COLOMBIA ES EL PAÍS MÁS PELIGROSO PARA LÍDERES AMBIENTALES Y EL CONGRESO NO QUIERE RATIFICAR ESCAZÚ: JULIÁN R. SASTOQUE

Foto: https://www.globalwitness.org/

La ONG Global Witness publicó su informe más reciente sobre asesinato de activistas y líderes ambientales alrededor del mundo. El 2020 fue el año más letal para defender el medio ambiente pues se presentaron, al menos, 227 crímenes. La misma Organización reconoce que “nuestras cifras son, casi con certeza, una subestimación, ya que muchos de los ataques contra personas defensoras no son denunciados”.

Lo más alarmante e indignante de la información que incluye el informe es que Colombia es el país más peligroso de todo el mundo para defender la naturaleza. De los 227 asesinatos, 65 ocurrieron en Colombia, es decir más del 28% del total.

“Estos homicidios tuvieron lugar en un contexto de ataques generalizados contra personas defensoras de derechos humanos y líderes comunitarios de todo el país, a pesar de la esperanza generada por el acuerdo de paz de 2016. Los pueblos indígenas se vieron particularmente afectados y la pandemia de COVID solo sirvió para empeorar la situación”, advierte el informe.

La situación es tan difícil en Colombia que el segundo país con más asesinatos, México, tiene menos de la mitad de casos al registrar 30 homicidios en el año 2020. Es muy probable que Colombia continúe liderando estos informes porque no hay voluntad política del Gobierno en proteger a los líderes sociales y ambientales.

A pesar de este desalentador panorama, el Congreso Colombiano no ha querido ratificar el Acuerdo de Escazú, con complicidad del Gobierno Nacional. El Presidente Ivan Duque radicó el proyecto el 20 de julio del 2020 pero no ha hecho nada para lograr su aprobación; no tiene voluntad política, no le interesa la vida de los líderes sociales.

Hoy han pasado más de 400 días desde esa radicación y el Congreso no ha hecho nada diferente a ignorar el tema. Son muchos los intereses que se mueven en el Capitolio para que no se ratifique el Acuerdo y el Presidente Duque ha decidido ser cómplice de esos intereses por omisión. Él tiene las mayorías pero no la voluntad.

 

Related Posts